lunes, 12 de noviembre de 2007

Chango santeria







Cuba



Changó es considerado en la religión yoruba el dios del fuego, el rayo, el trueno, el baile y la belleza viril. Se le representa como un hombre apuesto y orgulloso de su virilidad.






Orisha mayor, a quien también se le conoce como el Torito de la Loma o el Alafín (rey) de Oyó. Es hijo de Obatalá (Ibaibó) y Yenmú, pero lo crió Obañeñé (Dadá, Bayoni). Su atuendo es rojo y blanco y usa corona. Es el dios del trueno y de la guerra, dueño de los tambores, los relámpagos y de la pólvora. Vive en lo alto de la palma que es su trono. Tiene un falo de medio metro. A su paso la tierra arde. El álamo es su manto. Es dado a las fiestas, los toques de tambor, los tragos, los pleitos y las mujeres. Siempre anda portando su espada y pidiendo sangre. Le tiene gran miedo a los muertos, de los que siempre huye despavorido. Su mujer principal fue Obbá, pero también mantuvo relaciones con Oyá, Yemayá y Oshún. Se le atribuye la paternidad de los Ibbeyis que engendró, según algunos a Oshún, otros a Oyá y otros a Yemayá. Entre sus atributos se encuentran: hacha bipene, espada, pilón, güira, tarros de novillo, machete, batea de cedro, fibras de palma, pandereta, una maraca roja y una bandera rojo brillante.






En la Regla Kimbisa del Santo Cristo del Buen Viaje se le llama Nsasi, Gallo Ronco, Jorito de la Loma, Bomasere, Mirito y Siete Rayos; en Brillumba: Nkita, Nkitan y Kitan, Mukiamamuilo y Nsasi; en Mayombe: Nsasi Dina Motuto, Yoasi, Siete Rayos, Marufina, Bolla, Sobranuensasi y Nsabuari Munalongo y en la Sociedad Secreta Abakúa: Okún.






En el culto arará es Hebioso y Jebioso Anamá; en el Cabildo lyesá: Arumafeo Alami, Dambalá y Aladde; y para los mandingas, así como para el Cabildo Gangá, es Mamba.



A Shangó hombre se le llama Ayala Yeo (bonito y guarachero), al Shangó niño Alufina Kaké. Al que sube a la palma se le nombra Lubbeó, heredero legítimo de Obatalá. Obbadimeyi, el consagrado dos veces. Alofi Alofi, rey dos veces. Aban yakó, al que está sentado y reposado. Ebbara, al que es la palabra. Lubbe Bara Lubbe, al que fue adivino antes que Orula. Obara Koso, al Shangó rey de Koso, Shangó Manguerillé, al que tiene la guerra en la cabeza. Shangó Obayá, Lubbeo obbá oso, Bakoso, al que tiene su casa en la palma. Shangó Alayé o Eluguekán, o Elueke, el del hacha bipene que recibe el aché de Osaín. Shangó Eyeé, guerrero que echa rayos, fuego y humo, usa machete, maza y cuchillo en forma de media luna. Obbañá, Cuando es rey de los Ilubatá (añá), a quien tienen obligación de saludar los iniciados. Obbalublé, cuando está en compañía de Obbá. Otros nombres son: Ladde, Larí, Dealuamí, Deiza, Dezacuta, Bumí, Obbá-talá, Obba-bi, Yemí-kasiero, Asubeyí, Oluoso, Akonami y Nipa






Haití



Se le llama Nago Changó y es una deidad de apariencia viva, sin vestimenta especial, que porta pañuelos de algodón de la India amarillos y blancos. Se le conoce también como Ruá Degondé, Sobo y Guedé Nibó. Este último tiene el semblante de un muerto, viste traje negro y sombrero de copa y su color representativo es el negro.






Santo Domingo



Changó es un luá no muy conocido en Santo Domingo y sólo pocos voduístas trabajan con él. Es apasionado de las guerras y se dice que sostuvo una con su hermano Ogún Balendyó, a consecuencia de los celos de ambos por Oyá. Le gusta la música, las mujeres y tiene fama de ser alegre y simpático. Se le invoca para obtener dinero y su representación es la de un guerrero con espada montado en un caballo. Su color emblemático es el rojo, vive en una ceiba.Otros equivalentes del Changó de los yorubas son :Guédé Nibó, de marcado carácter fálico ; Rafaeló ; Jinyo Afane y Agué Taroyo , este último es deidad del mar y de las islas, pero también es el dios de las tempestades y los rayos ; Candeló, deidad de gran prestigio en Santo Domingo, quien tiene por símbolo el fuego, por color el rojo y gusta del ron, el tabaco y el baile. Suele enemorarse con frecuencia y su pasatiempo favorito es la pelea de gallos. Su porte es distinguido .






Changó Cult de Trinidad-Tobago



El nombre de Changó Cult, es el apelativo genérico de los orishas yorubas, culto que se desarrolló en el siglo XIX. Allí se le conoce por Changó y es el rey del trueno y del rayo, tiene por colores el rojo y el amarillo, trabaja con un látigo, baila en el fuego y aparece en distintas formas: Abakuso, Guroon y Saja. En el camino de Abakuso, es callado y de oratoria precisa que siempre aboga por la paz. Se presenta en las ceremonias en actitud de pena hacia los presentes.









Brasil



Por su importancia, Xangó sigue en el orden jerárquico de Brasil a Oxalá. Es muy popular y cuenta con muchos adeptos. Orixa tempestuoso, turbulento y fálico,






En Africa, Changó o Xangó fue rey de los yorubas y perteneció a la dinastía que gobernó todo el territorio comprendido entre el imperio de Benin y el Dahomey. Al igual que en Cuba, es el dueño del rayo, el trueno y las tempestades, y tuvo un final trágico: según cuenta la Historia, llegó a ser un obá poderoso que, al verse abandonado por un pueblo que lo obligó a renunciar al cargo, se ahorcó.Como orixa tuvo tres mujeres: Oyá, Oxum y Oba, y dos hermanos: Dadá, dios de la Naturaleza y Oggún u Ogúm, deidad de la guerra y de la forja.






Sus instrumentos son la piedra de rayo y el hacha bipene llamada Oxé de Xangó. Su color emblemático es el rojo y se le agasaja con sus platos predilectos: caruru con angu (masa de harina de maíz) y amalá de Xangó (arroz). Sus animales favoritos son el carnero y el gallo y su día de recibir ofrendas, el miércoles. Su popularidad es tanta que, en Recife, este culto de origen yoruba, lleva su nombre al igual que en Trinidad-Tobago. Muchos lo consideran, también, el patrono de los intelectuales.

Design konnio.com